Welcome Message

sábado, 3 de agosto de 2013

Sé que tengo motivos para continuar


Si algún día la tristeza invade mi corazón,
será quizás, que ya no recuerdo escuchar,
que me he cansado de luchar,
y que mi fuerza, se ha desvanecido
en algún rincón que no puedo encontrar.
Si algún día no encuentro alegría
ni motivo para seguir,
será quizás, porque mis ojos
no ven más allá de cualquier horizonte infinito
que no se acaba nunca,
porque mis brazos, manos y dedos
no abarcan todo lo que podrían abarcar,
porque mis piernas,
no vayan con pasos largos y firmes,
y en mi cabeza,
no fluyan aquellos pensamientos de razón,
que diferencian lo que es dulce de lo que se amargo,
lo que es lógico de lo que es ilógico,
lo que es bueno de lo que es malo...
Mientras me puedo dar cuenta
de que puedo sentir
desde el primer al último eco
de cualquier grito,
de que mi cuerpo,
continúa vertiendo felicidad
desde lo más profundo de sus entrañas,
que todos mis órganos son una orquesta,
que suena a ritmo de una melodía
alegre y pegadiza,
de lo bonito que es amar
y sentirte amado,
y de que la vida es tan dulce
como la mejor miel del bosque.
Y aunque la lágrima de la tristeza,
a veces sea inevitable,
sé que tengo,
mi onda de felicidad
una adicción
un buen vicio,
que espero que nunca tenga que dejar.



No hay comentarios: