Welcome Message

miércoles, 3 de julio de 2013

Medias peludas


Hay una frase de la APM que me gusta especialmente. Es aquella que pronuncia el doctor Manuel Torreiglesias y que asegura que "el mundo a veces da señales de haberse vuelto loco". Después del "tampodka", un tampón impregnado de vodka que sirve para emborracharse a través de la vagina, de esta extraña modalidad de sexo que practican los japoneses y que consiste en lamerse las córneas, ahora llega el burka de piernas. 


La idea consiste en unas medias peludas que intentan evitar las agresiones sexuales. Supongo que esto se ampliará en breve a los bigotes “pantojeros” y en las axilas salvajes. Me imagino que el mecanismo mental que ha aplicado quien ha diseñado esto es lo mismo que el de quien un día pensó en las barras de volante para coches. Se supone que un ladrón robará antes el coche que no tiene barra. Sin embargo, este chino emprendedor ¿no ha pensado en la famosa frase castellana “Donde hay pelo, hay alegría”? En este mundo que, a veces da señales de haberse vuelto loco, estoy seguro de que hay muchos tipos que encuentran sexys estas piernas-alfombra. El calorcillo, su tacto de jersey de lana o el contraste con el rostro angelical de una joven china pueden ser el anzuelo perfecto para cualquier agresor. 

Ya sé que muchas personas creen que depilarse es una imposición social machista y que, si las mujeres lo hacen, también deberían hacerlo los hombres. Seguramente tienen razón. Pero si empezamos a analizar condicionantes sociales, quizá el señor Sanex debería pensar en pedir un concurso de acreedores. Eso sí, después cogerá el metro en hora punta el Jean Baptiste Greounille, protagonista de El perfume, porque lo que es yo pienso dar inmediatamente mi Bono-Bus a quien la quiera. 


En definitiva, dicen que los hombres no podemos hacer dos cosas a la vez. Por este motivo, encontrarse un cabello en un pezón o sentir los efectos pirotécnicos de un bigote en un beso pueden ser por este humilde bloguero unas experiencias estresantes. Y ya no digo, estas piernas tuneadas.

No hay comentarios: