Welcome Message

martes, 11 de junio de 2013

No soporto


No soporto a las personas que se toman las cosas demasiado en serio.
No soporto a las personas que no tienen sentido del humor.
No soporto a las personas que constantemente se muestran ofendidas por algo.
No soporto a las personas que se ejercitan en la capacidad de crear infiernos donde pisan sus pies.
No soporto a las personas que hacen de la envidia el principal motor de su existencia.
No soporto a las personas que nunca sonríen.
No soporto a las personas que nunca cantan la ducha.
No soporto a las personas que nunca ríen con un chiste malo.
No soporto a las personas que nunca besan, que nunca abrazan, que nunca hacen caricias.
No soporto a las personas que te perdonan la vida en cada mirada.
No soporto a las personas que nunca piden disculpas.
No soporto a las personas que no se emocionan.
No soporto a las personas que sufren amnesia selectiva.
No soporto a las personas que se ahogan en excusas.
No soporto a las personas que desplazan culpas.
No soporto a las personas que esperan que sea el tiempo quien provoque los cambios que deberían provocar ellas mismas.
No soporto a las personas que no sueñan con los ojos abiertos.
No soporto a las personas que tienen pánico a los cambios.
No soporto a las personas que practican el deporte de detener sistemáticamente las iniciativas de los demás.
No soporto a las personas que no experimentan placer.
No soporto a las personas que confunden el amor con el sexo.
No soporto a las personas que quieren un mundo de clones suyos.
No soporto a las personas que castran los sentimientos de terceros.
No soporto a las personas que viven en realidades paralelas .
No soporto a las personas que han asesinado al niño interior que vivía antes donde ahora hay resentimiento.
No soporto a las personas que se han sacado el carnet de rencoroso oficial.
No soporto a las personas que consideran que la cultura es prescindible.
No soporto a las personas que no respetan las diferencias.
No soporto a las personas que niegan lo que no entienden.
No soporto a las personas que se niegan a entender lo que multitudes afirman.
No soporto a las personas que nunca te recuerdan que te aman.
No soporto a las personas que no se quieren a sí mismas.
No soporto a las personas que llevan un paraguas cuando ya no llueve.
No soporto a las personas que se esconden en la adversidad.
No soporto a las personas que capitalizan los éxitos de los demás.
No soporto a las personas que no saben ganar.
No soporto a las personas que no saben perder.
No soporto a las personas que no se dan cuenta que el proceso de aprendizaje se fundamenta en el fracaso.
No soporto a las personas que no me soportan.
Y, muchas veces, no me soporto a mí mismo.
Pero, aún así, encontraremos un lugar para amarnos y olvidar lo que somos.



No hay comentarios: