Welcome Message

martes, 5 de marzo de 2013

Espaguetis con verdura (no es la receta)



La fiebre, del enfriamiento acumulado, me llevó a la cama anoche a las 11 h. algo bastante inusual en mi y por eso, esta mañana temprano, ya andaba yo en pie, sin fiebre, pero con las narices más húmedas que un pulpo en altamar. ¿Solución? A secárselas a la orilla del mar con aire de levante.

Por la velocidad que llevo, 5 Km/hora, y el tiempo transcurrido durante el paseo, 2 horas y ½, no hace difícil calcular el camino andado, 12 Km, más o menos. Lo que suelo hacer todos los días como mínimo. Con los cascos puestos y música de bachata, además de hacerme llevar buen ritmo, también me ayuda a pensar y muchos de esos pensamientos acaban siendo escritos, bien en forma de poesía, bien en prosa. Llevo algunos días algo prolífico en escritos de una u otra manera, pero… ¿qué se puede hacer cuando te sobra tanto tiempo? Si, muchas cosas, pero a mí me gusta escribir y es además, una forma barata de pasarlo. 

Mientras caliento el agua para hacerme unos espaguetis con verduras varias, que me comeré viendo el programa de la Sexta, “Al rojo vivo” presentado por Antonio García Ferreras, desarrollaré aquí, lo que esta mañana iba pensando mientras recorría la playa.

Y te busco,
mientras camino por la arena,
con los zapatos en la mano.
Y te busco dentro y fuera del agua,
delante de mí y detrás de mí,
sin angustia,
porque sé que en un momento u otro,
te encontraré.
De hecho, no pongo límites,
dejo que me lleves donde tú quieras,
que me saques lo mejor y lo peor.
escucho y te admiro,
me sorprendes muchas veces,
aunque otras,
tu ausencia,
me deja estéril.
Sigo caminando por la playa,
entre el mar y la arena,
entre el cielo y tu olvido,
el sol ya no quema ni yo tampoco te espero....
Un día más, no has venido,
y yo, triste de añoranza
vuelvo a casa sin ti. 

Si alguna vez me encuentras 
o me ves con el norte perdido,
no digas nada, 
sólo abrázame, 
esculpe en mi piel todo lo que me quieres decir con palabras, 
murmúrame con sonidos lo que desees en ese momento, 
y luego,
inspiración, 
apartada unos días de mi lado y déjame escribir ..... 

¿A qué os he despistado con el título de este pot?

Si, al final siempre acabo escribiendo a la misma mujer… Bendita sea, a pesar de todo, por sacarme estas letras sinceras desde lo  más profundo de mi corazón.


Tanis Libertad- Alfonsina y el mar

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y por más que te busco,

Te busco, te busco y te busco …

Casi siempre ausente, dilatas infinitamente mis tiempos, en el baibén de tus ausencias.

Al igual que el compás del tic tac de un reloj,

Relajas mi espiritu cuando te noto cerca.

Susurros de tristezas,
Coraje de fiereza,
Suspiros de emociones,
Fuerza sin mesura,
Giños de dulzura,
Y pellizquitos de poesía.

Que ronda todo en ti, como un popurrí perfecto de tomate fresco, perejil y cebolleta, muy bien picadito todo y esparcido en unos espaguetis riquísimos, con queso parmesano y salsa boloñesa.

!Ya! Como un arcoiris, sí, ¡eres como un arcoiris!

Todo color, que llegas de repente, todo luz, fugaz … y de una belleza absoluta.

La lluvia hoy acompaña, con nervios espero tu ansiada visita una vez las nubes dejen de llorar tu ausencia.

Y es que con tan sólo tu sigilosa presencia, se activa el ON del corazón de mi teclado.

Un beso