Welcome Message

martes, 11 de diciembre de 2012

Nocturnos


Me gusta el tacto cálido de tus manos sobre mi espalda, dibujando líneas circulares que recorren todo mi cuerpo y me eriza la piel. Me gusta el sonido dulce de tu aliento en mi pecho, y que de entre los silencios y la oscuridad de la noche, se sienta el rumor de un "te quiero" al oído. Y sin buscarlo la ternura y amistad que se respiran se van convirtiendo en una especie de amor. Los miedos, los problemas se diluyen en cada beso, y la vergüenza se desvanece con cada prenda que perdemos. Me siento a gusto contigo y sólo quiero abrazarte y estar muy cerca de ti, tan cerca que no se distingan nuestros cuerpos, tan cerca que no exista otro mundo fuera de éste. Y me pongo encima de ti y me miras de una manera que no sé explicar, pero que me encanta, que me dibuja una sonrisa en el rostro. Y poco a poco sobran las palabras o tal vez faltan, pero nuestras respiraciones se acompasan, escribimos una armonía, bailamos un mismo baile. El ritmo se incrementa y sentimos como la adrenalina danza dentro de los dedos del pie y rápidamente recorre nuestros cuerpos. Me siento contigo y con eso me basta, y con la voz entrecortada me dices un "Me encanta" y soy feliz. El poco aire que se cuela entre nuestros cuerpos se tiñe de afecto, de alegría. La noche nos cautiva y el cansancio hace su efecto, y nos dormimos, el uno al lado del otro, y sólo tu presencia me transmite seguridad, calma. Y es que contigo he aprendido a amar, me gustas demasiado.

Música- Nocturno OPUS Nº2- Frederic Chopin


1 comentario:

Anónimo dijo...


Al compás del ritmo de nuestros deseos, derrocho suspiros entre tus poros. Quiero morirme entre tus dedos, apriétame fuerte, que me muero ...

Un beso