Welcome Message

miércoles, 4 de julio de 2012

No hay amor para todos



Desde pequeños ya nos educan con la idea de que tarde o temprano acabaremos encontrando el amor, que este provocará un cambio en nuestra vida y hará que ésta mejore, te dicen que todos tenemos una media naranja por el mundo y que lo único que debemos hacer es encontrarla. Muchos de estos dicen haber encontrado el amor, muchos más dicen haberlo perdido pero pocos pueden decir orgullosos… haberlo conservado.
Y luego, algunos piensan, avergonzados por lo que puedan decir los demás, si realmente ese amor existe.
Quizás algunas de esas pocas personas, ya han encontrado el amor y lo han perdido, pero dentro de este propio grupo hay personas que ni siquiera han tenido la oportunidad de haberlo tenido.
Porque para ellas el amor no existe, existe para todos menos para ellas, y a medida que va pasando el tiempo se van dando cuenta de que si no encuentran a nadie no es porque tengan una lista interminable de defectos, ni porque el desamor haya hecho que no tengan la esperanza de volver a encontrar lo que un día llegó a ser amor. Simplemente saben que esa media naranja que corresponde a cada uno se ha extraviado, quizás se ha perdido, se ha podrido o que simplemente ese año la cosecha no fue buena y ni siquiera llegó a existir.
Y dando por supuesto esta última opción, te paras, cansado de buscar y buscar sin éxito el amor que te correspondía, el cual nunca llegó a existir, te resignas y miras toda la gente que te rodea, feliz de que ellos hayan tenido la oportunidad, ya no de encontrar el amor sino por lo menos de haber podido creer en él.
Y mientras vas viendo cómo la vida pasa, como la gente se enamora, después se engaña, se acaba desenamorado, se lamenta, se vuelve a enamorar y así sucesivamente mientras tú lo miras todo desde una cierta distancia al ver que nada de esto te llegará a pasar, pero sin poder evitar que el fantasma del amor se apodere de ti, provocando así que añores, con cierta ternura y melancolía, algo que nunca tendrás la oportunidad de vivir.

1 comentario:

hathor dijo...

Y el espíritu de lucha irá menguando en tu interior;con el tiempo,aprenderás que la resignación se puede convertir en essperanza,cuando aprendas que,en esta vida,hay muchas formas de amar.En la distancia,en el recuerdo,incluso en la ignorancia;sin objeto amado,en la soledad,en la desesperanza por el amor no correspondido,y en la compañía de otros afectos no tan intensos,pero sí leales-
Si pudieras llegar a comprender qué bien te entiendo....