Welcome Message

martes, 25 de noviembre de 2008

No espero...

No espero que entiendas mi vida y mucho menos que la vivas, no espero si quiera un poco de compresión por lo vivido, no espero entenderte y mucho menos vivir tu vida.
No espero cruzar el abismo que nos separa, por que tal vez no entendería tu mundo, no espero que cruces por que yo no existiría.
Hace mucho cruce el abismo, quise ser tanto, quise ser quien no soy y termine siendo lo que no quise.
Construí mi castillo como todos, lo construí en la arena, viví en un mundo de fantasía, crecí en el cielo y cuando te conocí llegue a la estrellas, aprendí su idioma, me enseñaron su vida, pero llego el fin del camino, viví una doble vida y se acabo.
Te conocí, te amé, te lloré… y también te lloro hoy, te creí perdida cuando descubrí que solo los inmortales viven en las estrellas.
Así emprendí el viaje de regreso, aun que me pregunto si estoy regresando o me estoy yendo.
El punto es que cruce el abismo, no se donde es mi casa, tal vez no tengo una, o tal vez donde este es mi casa.
Ahora te veo del otro lado, tal vez como siempre te he visto, inalcanzable.
No espero que entiendas mi vida por que ni yo la entiendo.
No espero entenderte por que no entiendo tu mundo…

Con el tiempo entendí que amarte en silencio y verte a la distancia seria lo mejor, tu en el cielo y yo en la tierra, me enamore solo del brillo de tus ojos, admiro y quedo extasiado de tu belleza y de tu forma de ser…
Tú miras mi vida y mis deseos de noche y yo deseo tenerte a mi lado, conoces mis anhelos y sueños…
Y sabes que mi sueño es cruzar el abismo y ser polvo de estrella…  a tu lado…

 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Que hermosa prosa, el querer estar junto a esa persona, el anhelarla, soñarla, vivirla y sentirla uffff..me como los sentidos.
Muy hermoso escrito.
María del Mar
(Este comentario venia para este post pero me equivoqué y lo puse en el anterior, aunque también vale para él)

Anónimo dijo...

Me encantaría que cruzaras el abismo, creo que tu voluntad merece premio y pienso que lo obtendrás.

Anónimo dijo...

No espero ... pero irremediablemente la esperas.

Es más. La deseas tanto que tu deseo por ella en éste escrito hace que se te erice la piel.

!Dios como la deseas!, si en ésta espera pudieras oler de nuevo su piel ... rozarías la locura, la excitación.

Y esperas ... claro que esperas ... cada letra que derramas sobre ella es un anhelo de desesperación, ... esperas ... claro que esperas.

Cierra los ojos y piensa en ella. ¿Que sientes?

Si sientes ... es porque el titulo de este relato sería:

Te espero y el alma se me va en ello, como te deseo ...

Un beso