Welcome Message

viernes, 26 de septiembre de 2008

LA MÁGICA BALANZA

Me desperté esta mañana oyendo golpear la lluvia en mi ventana y
cuando la lluvia golpea mi ventana al despertar, entiendo la nostalgia de un ave cuando no puede volar. las lagrimas de un niño, un mal…
La tierra no gira solo por girar… hay muchas de estas líneas que tienen poco sentido… pero hay muchas de estas letras que tienen mucho de mi.
A veces me cansa el seguir...
A veces no quiero continuar...
Pero siempre hay algo, un detalle oculto entre la oscuridad que me motiva…
Ilusiones rotas, pero que aun existen vida y alma en la nada…

Mi sueño no era profundo –ya hace meses que no lo tengo así- era temprano pero me levanté, me hice un café con leche y todavía en pijama, encendí un cigarrillo y me senté en la terraza del jardín para beberlo lentamente y disfrutar un rato del olor a tierra mojada y del vuelo rasante de los mirlos… y pensé…
Pensé con optimismo pero al mismo tiempo con tristeza. Con optimismo por los logros alcanzados y con tristeza por aquellos que se me escapan.
Se ha dicho mucho sobre esa balanza “mágica” que todo lo pesa, donde ponemos en un lado las ventajas y en el otro los inconvenientes, lo bueno y lo malo y esas pesadas nos hacen ver que es lo que nos conviene y lo que debemos rechazar.
Esa balanza a mi no me sirve.
En un lado he puestos las ventajas, los logros que estoy consiguiendo que casi todos son económicos o laborales, y en el otro lo que no consigo, que están en el ámbito de lo personal o sentimental… y la balanza habló y me dijo…” Pareces idiota, Alfonso”
Es como si hubiera tenido un accidente y en él hubiera perdido un riñón, tres costillas y una pierna e hiciera una pesada en la balanza y después al hacer los cálculos me dijera… “Me queda otro riñón, una pierna y tengo los dos brazos…¡He ganado!”
¿Qué he ganado? O más bien… ¿Qué he perdido?
Ganar… siempre se puede ganar, pero recuperar lo perdido…
… ese es el verdadero logro.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero solo debes recuperar lo que valga la pena... recuérdalo.
Elena

Anónimo dijo...

Pienso: ¿ De que nos sirve medir con exactitud los bueno y lo malo de lo vivido ? De nada.

La mezcla de lo bueno vivido y de lo malo sufrido, es el conjunto de tu vida, y si estas vivo y ahora te sientes bien, pues lo positivo sin lugar a dudas ganó en la balanza que hay dentro de ti.

¿Te sientes feliz?,¿Optimista y con ilusión?, pues entonces es que !te queda mucho por disfrutar!, respira hondo y saborea mucho la vida.

Un beso