Welcome Message

jueves, 7 de agosto de 2008

SUBLIMACIÓN


Ayer noche, en una de esas conversaciones tan agradables entre amigos, después de una cena ligera y un buen baño en la piscina y saboreando un buen café… y algo más, salió a discutir el término “sublimación”.
Para mi, es el paso del estado físico a gaseoso sin pasar por el líquido, algo que sabía pero que olvidé tal vez debido a la disertación filosófica que mi amiga Concha hizo del término que consiguió que mi cerebro pasara también de ese estado sólido al gaseoso e impidiera que este cerebrito que yo tengo, más bien racional, no carburara como tiene por costumbre… con racionalidad.
Respeto la filosofía, respeto filosofar, yo lo hago a veces y respeto a los filósofos clásicos griegos que por aquel entonces no tenían muchas más cosas que hacer que mirar a las estrellas, pensar o matarse a pedacitos en cualquier batalla de las tantas que se producían. Hoy hasta morirse en una guerra es mucho más rápido y menos poético, si es que hay algo de poesía en matarse.
Creo que todos filosofamos, creo que es necesario teniendo en cuenta que la filosofia está basada principalmente en la razón pero a diferencia de otras ciencias que se basan en especialidades, está se centra más en el todo a efectos éticos y politicos. Digo esto para explicar que la respeto, la admiro pero que a veces no la entiendo bien.
La otra definición sobre esa sublime palabra “sublimación”, lo tuve que buscar en el Google ; La sublimación es uno de los mecanismos de defensa de la psiquis, que consiste en cambiar el objeto pulsional, del deseo, del sujeto por otro objeto, desexualizándolo para hacerlo pasar a través de la conciencia, ya que todos nuestros deseos son reprimidos e instalados en el inconsciente. La sublimación es como una forma de engañar a nuestra consciencia para llevar a cabo el deseo sublimado. De esta forma se deriva el deseo y se realiza, o se intenta, por otro camino, como por ejemplo mediante tareas de prestigio social: arte, religión, ciencia, política, tecnología...
En cuanto al término filosófico, yo agradecería a mi amiga que lo hiciera público en un comentario adjunto a este post para que mi pobre cerebro deje de echar humo.

Dice el Dr.Hitzig que cada pensamiento genera una emoción y cada emoción moviliza un circuito hormonal que tendrá impacto en las 5 trillones de células que forman un organismo.
Las conductas “S”: serenidad, silencio, sabiduría, sabor, sexo, sueño, sonrisa, promueven secreción de Serotonina, …mientras que las conductas “R”: resentimiento, rabia, rencor, reproche, resistencias, represión, facilitan la secreción de coRtisol, una hormona coRRosiva para las células, que acelera el envejecimiento
Las conductas “S” generan actitudes “A”: ánimo, amor, aprecio, amistad, acercamiento.Las conductas “R” por el contrario generan actitudes “D”: depresión, desánimo, desesperación, desolación.
Con solo aprender este alfabeto emocional, lograremos vivir más tiempo y mejor, porque la “mala sangre” (mucho cortisol y poca serotonina) deterioran la salud, posibilitan la enfermedad y aceleran el envejecimiento. El buen humor, en cambio, es clave para la longevidad saludable
¡¡¡Que tengas una excelente vida! Plena de serotonina!!!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muñeco....te recomiendo un libro
LA INUTILIDAD DEL SUFRIMIENTO.
¿te darás cuenta algún día qué es inútil sufrir por una persona que no lo merece?
Ayyyyyy
Ayyyyy
Que li farem..tú eres así
besitos.
P.D. no sé como se hace para poner mi nombre...Creo que no hace falta .

Anónimo dijo...

Muñeco....te recomiendo un libro
LA INUTILIDAD DEL SUFRIMIENTO.
¿te darás cuenta algún día qué es inútil sufrir por una persona que no lo merece?
Ayyyyyy
Ayyyyy
Que li farem..tú eres así
besitos.
P.D. no sé como se hace para poner mi nombre...Creo que no hace falta .

Anónimo dijo...

"Na guará"
le he dado dos veces ....Mis excusas..

Anónimo dijo...

Me encantan las personas con deseos, que siempre desean más y la superación en todo.

El deseo creo que es fundamental para esas personas que viven deseosas de experimentar a cada momento más.

Rara vez podemos encontrarnos a alguien que en una línea recta en su vivir diario sea: sereno, silencioso, sabio, rico en sacar el sabor a todo, y todo aquello que pueda experimentar una S.

Por ello creo, que todos llevamos un compendio de S y R, y así como queramos saborear más la “s” o más la “r” así nos dará nuestro vivir de ello.

Sólo nosotros con nuestra actitud, elegimos la letra que nos personaliza. Un Beso