Welcome Message

jueves, 14 de agosto de 2008

Loreena McKennitt y sus 50

Ayer, entre dos copas de vino blanco y una amena conversación con una buena amiga, comenté lo que me gustaba Loreena McKennitt y la cantidad de canciones que me había bajado de Internet esa misma tarde, a lo que ella puntualizó; es un hada.
Creo que acertó de pleno, es justo la definición que yo habría dado de ella.
Dice la tradición que cuando un hada te confiesa su nombre….tienes poder sobre ella. Eso quisiera yo, pues más de una me confesó su nombre y mi poder fue en descenso.
¡Hay Loreena! ¿Por qué le darías tu nombre a tanta gente?
Que belleza, a mi parecer, y que voz, y ahora en su madurez, según fotografía que adjunto, está todavía más guapa.
Nacida un 17 de febrero (acuario como yo(¡2) y otras hadas que conozco) hace ahora 51 años.

Siempre he dicho que me encantan las mujeres de 50, serenas, comprensivas sensatas, y sobre todo endiabladamente seductoras, esto a pesar de sus incipientes patas de gallo, o de esa afectuosa celulitis que capitanea sus muslos, pero que las hace tan humanas, tan reales. Hermosamente reales. (No sé donde lo leí, pero me cautivó).

¡Qué bellas son, por Dios, las mujeres de mi generación!Nacidas bajo la era de Acuario, con el influjo de la música de Los Beatles, de Bob Dylan... Herederas de la "revolución sexual" de la década del 60 y de las corrientes feministas que, sin embargo recibieron pasadas por varios filtros, ellas supieron combinar libertad con coquetería, emancipación con pasión, reivindicación con seducción.

Señoras de más de 50, os quiero….mi querida Loreena…..te quiero.

No hay comentarios: