Welcome Message

viernes, 29 de agosto de 2008

¿Buscas pareja?

Hoy voy a hablar de esos programas tan prolíficos que hay en la Red de búsqueda de parejas donde- me vais a perdonar- se miente, se miente, se miente y se miente. Y eso al final es una perdida de tiempo sobre todo para la persona engañada, y lo que es peor, en innumerables ocasiones se produce un daño irreparable.
Os voy a contar sobre todo según mi experiencia, pues me considero un verdadero veterano en esto, ya que empecé hace ya 8 años y hasta llegué a casarme con una mujer- a la que todavía admiro y respeto- que conocí en este medio. No era un programa de parejas, todavía no los había, pero era en un canal de Chat, pero para el caso, es lo mismo.
Creo que este escrito se va a hacer algo largo porque quiero contaros algunas experiencias que he tenido, algunos trucos que empleé- de los que no me siento orgulloso- y alguna anécdota graciosa, porque siempre escribo con algún toque de humor para hacer más dulce la cruda realidad.
Todo empezó con una hermosa pregunta, o por lo menos eso me pareció a mí; “¿Te aburres Walker?”… pero creo que debo de comenzar por el principio.
No recuerdo el día exacto, pero fue en la segunda quincena del mes de marzo del 2000. Yo acababa de estrenar mi flamante ordenador, un PC de sobremesa, que ahora está en su casa, y que mi hijo me había instalado, ya que yo en aquel entonces sabía poco de informática, por no decir que era un neófito total.
Recuerdo que un amigo, me había enseñado una gran cantidad de fotografías de chicas guapas (algunas no lo eran tanto) y que había conseguido a través de Internet en algo que le llamaban “Chat”. Como no, yo en trámite de divorcio, estaba deseando conocer gente que me sacara de esa soledad, que sobre todo por las noches, hacía mella en mi espíritu.
Entré en el Chat, como ya he dicho, fue en el Canal de Cultura de la Web de Terra, miré y leí atentamente sin atreverme a entrar en conversación, simplemente por temor a equivocarme en un foro donde todo el mundo que allí estaba se suponía culto y dispuesto a cualquier crítica.
No recuerdo bien que fue lo que me llamó la atención, ni lo que dije, pero recuerdo que después de un rato sin escribir nada más, fue lo que motivo de que ella me enviara un privado y me dijera aquella, para mi, famosa frase “¿Te aburres Walker?”, ya que ese fue el nick que yo utilizaba aquellos días.
La conversación fue corta pero suficiente para darme cuenta que detrás de aquella pantalla de ordenador había una mujer sensible, sola y con ganas de comunicarse, pero con problemas. No la volví a ver en mucho tiempo a pesar de que la busqué.

Conocí gente en aquel Chat… me divertí y en poco tiempo me hice un experto con capacidad de expulsar, suplantar, encontrar…aprendí mucho, solo y con ayuda de mi hijo que por aquel entonces estudiaba Ingenieria Informática..
A los pocos meses la encontré, iniciamos una relación a larga distancia, ella en Sevilla y yo en Valencia y nos casamos, matrimonio que duró 4 años.
En Sevilla, en esos 4 años y algunos más que estuve, mi trabajo estaba muy relacionado con la Informática y tuve que estudiar Ofimática, Internet, Web y algunas cosas más, con obtención de títulos oficiales. También, por mi gran pasión al tema, investigué en la Red más de lo que necesitaba. Me introduje en páginas de hackers y aprendí a configurar virus, troyanos, xploits, etc… no para usarlos, sino más bien para defenderme de ellos. Como se dice en terminología militar, para combatir al enemigo, lo mejor es conocer su punto débil… y todos lo tienen.
Esos conocimientos que obtuve me sirvieron también para conocer lo que no debería haber conocido. O sí.
No me va eso de ojos que no ven corazón que no siente y yo debía ver ciertas cosas.
Llegó el divorcio y decidí quitarme el dolor- porque siempre duele un divorcio- poniéndome el mundo por montera y divirtiéndome todo lo que pude y más.
Ya que estaba en una ciudad que no era la mía, y que el entorno de amistades estaba centrado en mi ex mujer, decidí usar este tipo de programas para conocer gente… ¡y vaya si conocí!. Algunas citas me duraban días, otras horas, y algunas pocas, semanas. Pero debo decir que si que tengo verdaderas amigas de aquel entonces que todavía lo son y espero que lo sean para toda la vida. Luego algo bueno tiene este sistema en la era de la Comunicación.
Recién llegado a Valencia, me cité con una mujer que conocí en uno de estos programas- no diré el nombre del programa por motivos obvios- que decía en su perfil que su forma de vestir era deportiva y que su edad era 49 años. Quedamos en un lugar en el centro y estuve pasando por delante de ella 3 o 4 veces sin poder reconocerla. Creo que la foto de su perfil era del colegio del Loreto, y lo de vestir deportivo… con traje de chaqueta y más brillos que en la Feria de Abril sevillana. Luego me confesó que tenía 57 años y todavía pienso que se quito un par más.
A eso me refiero cuando digo perder el tiempo. Nunca la volví a ver. Pero como este caso, fueron muchos los que tuve.
¿No os habeís dado cuenta que casi todo el mundo en estos programas son licenciado superior? Luego dicen que el nivel de cultura en este país es bajo.

Hablo de lo que veo, de las mujeres, obviamente no sabría decir que dicen los hombres y como engañan…obviamente. Pero si, también lo sé. Me lo contaban ellas y lo quise comprobar por mi mismo e inventé un perfil de mujer para ver mi lado de la mesa. ¡¡FATAL!! ¡¡PEOR!! Mienten, falsean, son retorcidos y sobre todo, depredadores. No todos….también hay sinceridad, pero pocos.
En mi caso, cada vez que me caduca el contrato cambio de nick, renazco de nuevo, cambio el anuncio pero no mis datos a excepción de un par de ocasiones que lo hice con un fin especial… engañar a mi ex mujer. Saber que pensaba en esos momentos, como vivía y con quién… ¿era curiosidad o morbo? Tal vez las dos cosas. Una vez la volví a enganchar más de 10 horas seguidas con un personaje ficticio. Pero hoy sé que jugaba con ventaja, yo sabía perfectamente que es lo que le atraía de un hombre y se lo dí. Hoy no me siento orgulloso de eso, lo volví a intentar hace casi un año con otra mujer pero no fui capaz…tal vez porque la quería.
Algo no me gusta de estos programas, en casi todos ellos la mujer no paga, como si fueran carnada, solo pagamos los hombres y eso amigos míos SE LLAMA DISCRIMINACIÓN DE GÉNERO, pero esta vez el perjudicado es el hombre.
Quiero también decir que hay muchas personas que están en estos programas porque se sienten solas y porque no tienen, en algunos casos, ni tiempo para salir, por lo que la pantalla del ordenador les dá la salida que están buscando.
A pesar de todas mis críticas me parece un medio aceptable para “ligar” –llamemos las cosas por su nombre- , hoy en día la gente le cuesta ligar en los pup, posiblemente porque la música se lo impide ya que el diálogo y la conversación es casi imposible. Y además tenemos a esta sociedad –todavía muy retrograda- que impide que las mujeres- en la mayoría de los casos- aborden a los hombres algo que en estos programas se hace posible.
Tengo, como ya he dicho, muy buenas amistades venidas de este sistema, amistades que cultivo, pero en cuanto a las relaciones de tipo amoroso o sentimental, de momento, ha sido un fracaso debido a la complejidad de mantener una relación, con un montón de cargas a la espalda, que no somos capaces de soltar.
A mi vuelta a Valencia, y eso lo sabe quién sigue mis escritos, solo he tenido una relación, que se pudiera denominar seria, aunque en honor a la verdad, si tuviera que decir cuanto duró, no sabría decirlo con exactitud. Desde que nos conocimos hasta que me dejó – fue ella la que tomó esa decisión- pasaron unos 8 meses, aunque la verdad, y ya lo dije en una ocasión, es como si me hubiera enamorado del río Guadiana, un río que dejó su cauce marcado en mi corazón, pero que en este momento está seco y esperando ser rellenado.
Buenas y malas cosas tienen estos programas, como casi todo en este mundo… sobre todo ayuda a soportar esta soledad, aparentemente patrimonio de la edad adulta. ¿Por qué, en general, no queremos estar solos? Porque son muy pocos los que encuentran compañía consigo mismos.
De lo malo… solo digo que ¡Cuidado señoras mías! Porqué aunque hay muy buena gente y con muy buenas intenciones, los buitres, con su gran envergadura, hacen sombra a todos los demás.
Solo he querido contar algo de mi experiencia, si lo contara todo necesitaría más de un Blog para ello, y siempre desde mi opinión. Espero no haber molestado a nadie.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Jaja, muy bueno el relato y constructiva para futuras relaciones la experiencia, ya que pienso que cada convivencia es una semilla en un campo que siempre deja un fruto, ya sea bueno o malo, pero siempre deja algo en nuestro recuerdo, y la suma de multitud de recuerdos, somos nosotros mismos.

A grandes rasgos no importa si las semillas fueron buenas o malas, si las relaciones funcionaron o no, lo importante, para mi parecer, son las pequeñeces que de ellas en la rutina de aquel vivir, aún refugias muy dentro de ti y que te sirven como peldaño para la visión de nuevas relaciones futuras.

Un Beso

Anónimo dijo...

Hoy buscando otra cosa di con tu blog, me gusto pero en especial este relato.
Es cierto muchas cosas expuestas, gracias por la advertencia para nosotras las mujeres. Hay de todo, pero como dice el comentario anterior que nos sirvan como experiencia y mantener los ojos abiertos.

:P saludos a todos