Welcome Message

lunes, 19 de mayo de 2008

El rayo que me iluminó


Llevo días sin escribir algo “gracioso” y la verdad es que la gracia que yo pudiera tener hay alguien que quiere que la pierda, aunque sea de una manera involuntaria, pero aunque me cueste recuperarme a veces, os puedo asegurar que no pienso perder el humor aunque me parta un rayo…y si de rayos hablamos…ayer me cayó uno…jajajajajajaja ¡¡Es cierto!!
Me cayó a menos de 100 m de distancia, estaba con los cascos puestos oyendo música y las orejas se me plancharon como dos tortitas de camarones. El router inalámbrico de Internet se fundió como una chocolatina puesta al fuego en una cacerola y en la tele solo veo nieve… los pelos de mi cabeza… bueno los pelos… los de las patillas quería decir, se me erizaron en horizontal de tal manera que parecían las orejas de Shrec, con la diferencia que el es verde y yo me quedé morado………. Todo se hizo negro, los diferenciales saltaron pero en un instante la luz del rayo me dejó "cegato" y si no fuera porque soy agnóstico, hubiera pensado que acaba de cabrear a Díos.


En fin, un domingo chungo, no tele, no Internet…y no ganas de leer… ¡ahora, eso sí! Hice una buena cosecha de caracoles de los que estoy seguro que una amiga mía de La Ribera Alta me haría un muy buena “caracolá” en su “bachoqueta y tot”. De momento a la purga con romero….después….¿quién sabe?
Hoy volvió la calma…a medias… pero ya me han cambiado el Router y ya puedo publicar esto…
Besos a las damas y un saludo a los caballeros

No hay comentarios: