Welcome Message

domingo, 20 de enero de 2008




Una de mis profesiones de alto riesgo fue la de repartidor de botellas de gas butano, ¡no os podéis imaginar el riesgo que supone que te caiga uno de estos pepinos en lo alto de un pie! Y no digamos la de deshollinador. Un día a alguien se le olvidó que había un pobre profesional dentro del conducto de la chimenea limpiándola y encendiéndola puso en marcha el dispositivo por el cual yo salí disparado alcanzando una velocidad de match 2

1 comentario:

merce dijo...

haz como yo, hazte super heroína. Aunque la verdad te digo que después de cada función acabo hecha polvo. Es que salvar al mundo es muy duro!